De origen centenario, esta receta poco común, carismática y apreciada por ciudadanos de todo el mundo, tuvo origen en el norte de Portugal, en tierras de cultura y vida miñota, más precisamente en Priscos, Braga, distrito conocido y afamado por su tradición eclesiástica.

El nombre de esta conocida receta, es un homenaje o su mentor, el conocido Abad de Priscos, un sacerdote reconocido por su dinamismo y talento para las artes, cuya figura se eternizó gracias a su maestría para cocinar.
La receta del Flan Abade de Priscos es tan poco común como deliciosa, ya que no se oye hablar todos los días de un postre que necesita tocino y 15 huevos para su elaboración. Sin embargo, y a pesar de su singular elaboración, este es un postre muy apreciado que no deja a nadie indiferente.

En el restaurante Costa do Vez, el Flan Abade de Priscos es una de nuestras especialidades. Utilizando los ingredientes originales de la receta centenaria, nuestro Flan Abade de Priscos se distingue de los demás, no por cambios en la receta original, sino por la dedicación y cariño utilizado a la hora de elaborarlo. Ven a probar esta especialidad y así podrás decir: “Vale el mal que hace, por lo bien que sabe”.